Dureza, Fragilidad, Temporalidad

No son muchos los artistas que se enfrentan a los materiales con la idea de que las formas y la belleza que puedan arrancar de estos, sea más fugaz que el propio tiempo de creación. Etual, crea y abandona. Pero además, sin neuras ni montajes. Arranca de lo disperso, lo aglutina, argamasa en un todo para ir con la idea ya concebida al encuentro de la forma.

Se balancea con Pensamientos, Espíritu, Materia y Caos, tal vez, lo más llamativo en este artista sería el Aparente Desamor. El desapego a la obra, en ésta, está implícito la destrucción y sólo se permitirá la conservación mental, El Recuerdo de algo creado.

La obra hecha en tres dimensiones con materia viva, nace para ser valorada a golpe de impactos visuales que conmueven al espíritu del observador. La obra, le lleva a lamentar con el creador la existencia real de lo temporal y a palpar de manera sangrante la imposibilidad de poder asirnos a esa belleza, a esa creación abandonada en unas dimensiones abiertas a nadie y de todos.

La dureza de este trabajo se convierte en una catarsis, en la metamorfosis que va desde el grano de arena, hasta el brutal trabajo del obrero, creando los monolitos necesarios como paso previo a la extracción de lo invisible. La admiración y el dolor se extirpan con la culminación del trabajo.

 La fragilidad del material usado condena a esa belleza extraída, reinventada en reo sin esperanza de libertad, expuesta a la reivindicación humana, donde la agresividad muestra de nuevo su poder. Si no dependiera de LO HUMANO viviría lo que la propia NATURALEZA le iba a permitir, pero al igual que las mariposas, la belleza, la majestuosidad, la elegancia, enganchan con el espíritu del observador para vibrar al unísono con su nacimiento y su dilución.

Moldea, fecunda la arena deforme, uniforme. Extrae el espíritu diluido introduciendo sus manos en lo más profundo del vientre procreando para ayudar suavemente a nacer, acercando a la luz de nuestro entender las formas etéreas en las inmensas llanuras de playa o en el pequeño cubo que acarrea el niño en busca de su mismo espíritu.

Etual crea un puzzle de ideas con granos de arena, ajusta cada pieza con coherencia, calma, elegancia, amor. Tanto amor como granos utilizados en su creación.

Miguel Rodríguez

Espiral de las Artes 9 -10, abril de 1994

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s